Desde la Asociación de Empresarios de Bergondo comunicamos que el Banco Santader tiene intención de cerrar la última sucursal bancaria de la parroquia de Guísamo. 

Esta localidad ha llegado a tener tres entidades bancarias, dotando de un servicio a las empresas y comercios y a los vecinos de la localidad, e incluso a las personas que hacían trayectoria por la Nacional VI, dado que no nos podemos olvidar que Guisamo está en un centro neurálgico de conexión entre Coruña y Betanzos y en cercanía con otros ayuntamientos como puede ser Abegondo. 

Desde la Asociación de Empresarios de Bergondo estamos para apoyar las empresas del polígono de Bergondo, pero también defendemos el comercio local y las empresas de todo el ayuntamiento. Creemos que no somos un pueblo más de la España vaciada y nos parece que esta decisión se basa única y exclusivamente en una decisión económica de la entidad bancaria que cada día ofrece más problemas al pequeño comercio y a la hostelería bergondesa y a los vecinos en general, siendo ya habituales las colas que se forman en los últimos tiempos para acudir a  esa entidad bancaria y la mala gestión que se está dando. 

Solicitamos por lo tanto la colaboración de las empresas, del comercio bergondés y de todos los vecinos y trabajadores de Bergondo para decir un NO profundo al cierre de la sucursal, aunque la quieran encubrir como un “traslado al parque empresarial del polígono” porque en su momento también hemos trasladado nuestro malestar por el cierre de otras dos sucursales en el parque empresarial. Mover la sucursal a ese polígono solo hace que se solucione un problema, dejando otro latente. 

Solicitamos que se valore la posibilidad de dejar operativa esta sucursal, aunque se abra una nueva en el polígono de Bergondo, o al menos se tenga a bien tener un cajero automático en Guísamo, que dote de un servicio aunque sea insuficiente, al menos necesario a empresarios y ciudadanía en General.

La Asociación de Empresarios de Bergondo  lleva años de referencia y trabajo y apoyando a esta entidad financiera, pero tiene que ser tajante con esta decisión, ya que los bancos entendemos que tienen que dar beneficio, pero también tienen una “obligación moral de dar servicio”, sobre todo al pequeño comercio y hostelería en un momento complejo como este. 

Para ello ASEB hará un escrito que se presentará a la entidad, y agradeceríamos a todas  aquellas personas que lo quieran apoyar, que firmen el comunicado de protesta. Podrán dejar su firma en ASEB los próximos días, nuestro personal también irá personalmente a los comercios y locales de Guísamo para solicitar su apoyo.